Somos sinceros con nuestros deseos sexuales? Admitimos sin inconveniente la cuanti­a sobre veces que nos sentimos excitados desplazandolo hacia el pelo ante que estados?